ASOCIACION DE PESCADORES DEPORTIVOS "PUENTE DE HIERRO"
  HISTORIA DE LA ASOCIACION
 



HISTORIA DE LA ASOCIACION DE PESCADORES DEPORTIVOS "PUENTE HIERRO”
 
 
Parte de culpa de que hoy estemos viendo por fin cumplido nuestro sueño de contar con unas instalaciones dignas se lo debemos al Parque Temático de la Historia del Mar y a la buena voluntad y entendimiento que siempre hemos tenido con el equipo de gobierno local.
 
Todo comenzó el 6 de septiembre de 2001 cuando el diario “San Fernando información” publicaba un artículo que decía que las casetas de La Carraca serían derribadas para construir el Parque Temático de la Historia y el Mar.
En aquella fecha se encontraban como alcalde de San Fernando D. Antonio Moreno Olmedo y como delegado de Urbanismo D. Fernando Rodríguez Moreno.
 
La iniciativa de este proyecto siempre nos pareció aceptable pues, la verdad sea dicha, en los tiempos en que vivimos la imagen que estas casetas daban no estaba acorde con el progreso. Lo que no nos parecía justo era que de la noche a la mañana se le quitasen a unos ciudadanos el lugar donde, desde hacía muchísimos años, llevaban practicando la pesca. Una afición cuyos conocimientos, en la mayoría de los casos, se han pasado de padres a hijos. Además para muchos podría ser el único entretenimiento tras su jubilación y desaparecería  otro entorno característico que forma parte de la historia de la Isla, sin dar alternativa alguna.
 
El 11 de septiembre de 2001, se le manda una carta al alcalde explicándole lo anteriormente expuesto haciéndole saber que no estábamos en contra del derribo de las casetas siempre y cuando se construyeran otras más dignas en su lugar.
 
A partir de este momento nos empezamos a reunir con el delegado de Urbanismo.

Vimos la necesidad de unirnos todos los afectados, convocando una reunión el 6 de octubre de 2001 en el bar “Los Pescadores” a la que asistieron 74 personas, quedando constituida la asociación y presentando y aprobando la primera junta directiva de la asociación por unanimidad, compuesta por:
-          PRESIDENTE: LUIS ARMENTA RODRIGUEZ
-          VICEPRESIDENTE: ANTONIO PONCE BARBA
-          SECRETARIO: JUAN LOPEZ CARRILLO
-          TESORERO: JOSE MARIA CARRASCO LUNA
-          VOCALES: MANUEL LOPEZ GARCIA 
JUAN JOSE ROSANO GONZALEZ         
 
En esta reunión se aprobó poner una cuota mensual de 500 pesetas para los gastos iniciales, empleándose en adecuación del recinto. Se pintaron todos los techos de las casetas de color albero y fachadas de blanco, se colocaron contenedores de basura dándole al lugar una imagen más digna.                                                                                        


 
 

 
 

Se crea el logotipo de la asociación, se crean nuestros estatutos aprobándose en asamblea, se realizan actividades culturales y anualmente se realizan dos concursos de pesca y se establece que el día del socio será el día 28 de febrero, día de Andalucía, celebrándose anualmente un festejo dedicado al socio donde se degustan productos relacionados con el mar tales como erizos de mar, coquinas, cangrejos, tortillitas de camarones etc., destacando la buena colaboración por parte de socios y no socios, unos aportando la mano de obra, otros aportando productos y otros se ofrecían como cocineros, incluso la animación era llevada a cabo por agrupaciones carnavalescas que se ofrecían sin ánimo de lucro.
 
 Dentro de las actividades culturales relacionadas con el mar se llevan a cabo conferencias sobre Biología Marina, Historia de la Isla, Salvamento Marítimo y Meteorología.

Continuamos reuniéndonos con el delegado de Urbanismo, buscando alternativa. Por parte de la asociación se le presenta un proyecto ubicado en el mismo lugar donde nos encontrábamos. Este proyecto contemplaba el derribo de las casetas y la construcción de unas naves con divisiones para trasteros y unos pantalanes flotantes para el atraque de las embarcaciones, este proyecto fue rechazado por el Ayuntamiento, continuando pensando en otras alternativas.
 
En una de tantas reuniones con el delegado de Urbanismo, éste nos pregunta  ¿que qué nos parecía la idea de reubicarnos en los terrenos de la antigua “Salinera del Sur”?. A nosotros nos pareció una buena idea ya que la zona era ideal para construir un puerto deportivo, presentándonos el anteproyecto. Eso sí, dejamos claro que no dejaríamos las instalaciones hasta no estar listo el nuevo puerto deportivo.

 





Comenzamos entonces colaborando con el Ayuntamiento poniendo todo el entusiasmo para conseguir disponer de unas instalaciones dignas.
 
Localizamos a los propietarios de la antigua Salinera del Sur a través del Registro Mercantil, siendo 14 los propietarios. Según pudimos saber en su día la salinera se fue a la quiebra y el propietario al no poderles pagar a los operarios en metálico éste a cambio le cede los terrenos. Más adelante entra la Ley de Costas y estos terrenos se encuentran dentro del Dominio Público Marítimo Terrestre. Pusimos en contacto al Ayuntamiento con algún propietario ya que algunos de ellos habían fallecido, con el fin de que llegasen a un acuerdo y no tener que expropiar.
 
Se gestionó el contacto entre Ayuntamiento y la Empresa Nacional Bazán pudiéndose dragar el caño Chapela, que en esos momentos era imposible la colocación de pantalanes flotantes ya que dicho caño quedaba prácticamente en seco en la bajamar.
 
En 2002 se redacta el proyecto del nuevo club.




Colaboramos en gestionar la aceleración de la concesión a través de Costas Cádiz, incluso en el Ministerio de Medio Ambiente.
Se contactó y expuso el proyecto al Almirante del Arsenal de la Carraca, teniendo su apoyo y colaboración en todo momento.
 
Aprovechando el día de Andalucía, 28 de febrero, desde su fundación, la asociación ha impuesto la insignia de oro a la gran labor por su colaboración con la asociación a los socios:
 
-          JOSE Mª CARRASCO LUNA
-          JUAN PAVON CLAVAIN (+)
-          MANUEL LAGOSTENA AGUADO
 
El 28 de febrero de 2006, se le impone la insignia de oro a D. Fernando Rodríguez Moreno.
 
 
El 12 de abril de 2006 se publica en el Boletín Oficial de la Provincia de Cádiz la licitación de la obra.
El 9 de mayo de 2006 se adjudica la obra a la empresa constructora Hispánica, por importe de 828.200 euros (138 millones de pesetas).
 
El 28 de julio de 2006 se recibe la concesión administrativa del proyecto, dando luz verde al comienzo de las obras.

El 3 de agosto de 2006 se coloca la primera piedra, uno de los días más grandes de la asociación, pues veíamos cada vez más cerca que el sueño de conseguir unas instalaciones dignas se iba a cumplir. Aparte de la asistencia de autoridades hay que destacar un gran número de asistentes al acto por parte de los socios.







El 4 de agosto del 2006, en un acto de vandalismo, saquean la primera piedra.
 
 
La obra comienza a principios de septiembre, pero con bastantes problemas entre el Ayuntamiento y la empresa Hispánica en los cuales nos vemos implicados nosotros, el club de La Casería y el Castillo de San Romualdo ya que los tres proyectos se lo habían adjudicado a dicha empresa.
Se vivieron momentos en los cuales peligraba la consecución de la obra. Tanto fue así que el club de La Casería y el castillo de San Romualdo quedaron paralizados, llegando a un acuerdo el Ayuntamiento con la empresa finalizando nuestro club y renunciando a los contratos de los dos proyectos restantes.
El proyecto del Club Puente de Hierro finaliza en agosto de 2008, aunque a falta de la acometida de la luz y el agua.







Con la acometida del agua, a falta de la luz y habiendo llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento en la cual nos instala un generador hasta no disponer del transformador que por supuesto podría ser a largo plazo, y viendo que las instalaciones, al no ser ocupadas, se iban a deteriorar o saquear por parte del vandalismo, por todo esto decidimos trasladarnos a las nuevas instalaciones.

 



Hay que destacar que las instalaciones son dignas pero debido a los problemas económicos entre el ayuntamiento y la empresa, el club presenta algunas deficiencias las cuales nosotros tratamos, desde que lo ocupamos, de ir mejorando.
 
Por otro lado, a principios de septiembre de 2006 la asociación lleva a cabo la necesidad de ampliar el número de socios ya que con el cupo que acoge los cuatro pantalanes que contempla el proyecto cuya capacidad es para 128 amarres, la asociación no podrá hacer frente a los gastos que conllevará el mantenimiento cotidiano como la vigilancia, luz, agua, etc.
 
La asociación toma la iniciativa en primer lugar de, aparte de los pantalanes existentes, colocar en la parte del veril que linda entre el club y el puente de hierro aproximadamente unos 100 puntos de fondeo. Para ello le pedimos por escrito a Costas autorización acompañándole como anexo el plano de cómo irían colocados. A Costas no le parece mala idea aunque nos contestan que quienes deben de gestionar el proyecto es el ayuntamiento como propietario de los terrenos.
 
Encontrándonos en la fase de cómo ver la posibilidad de construir los muertos uniéndolos con cabos o cadenas, e uno de tantos contactos que tuvimos con la empresa de pantalanes de Vigo “Aister” uno de sus comerciales nos ofrece la posibilidad de comprar pantalanes que esta empresa estaba sustituyendo por otros nuevos en el puerto de Chipiona. A nosotros nos parece buena idea y nos hacemos ilusiones, convocando a los nuevos socios y explicándoles el nuevo proyecto, incluso se le manda a través del Ayuntamiento a Costas el proyecto, reuniéndonos varias veces con Costas ya que no veía muy claro la posibilidad de dónde y cómo irían los pantalanes en el caño pues pensaban o veían que podríamos ocupar el centro del caño.
 






Pero todo se va al traste cuando nos comunican que estos pantalanes habían sido aprovechados para reinstalarlos en el club náutico de Chipiona.
Se pidió presupuesto para la compra de pantalanes nuevos y se expuso a los socios aceptando la propuesta y el presupuesto.

Contactamos con el ingeniero de caminos, canales y puertos D. José Manuel Jiménez Cuenca a través del ayuntamiento para redactar el proyecto.
Y así fue, el ayuntamiento corrió con los gastos del proyecto y nosotros con la compra de los pantalanes.

Después de varias modificaciones al proyecto se consigue que este salga adelante y tras tanto tiempo de incertidumbre y gestiones, desde el 2006, el 7 de julio de 2009 se da vía libre a la colocación de la ampliación de los nuevos pantalanes finalizando la obra el 26 de agosto de 2009.
 
Con la instalación de la ampliación de los nuevos pantalanes, el club se engrandece no sólo por el número de socios sino por la vistosidad que éstos ofrecen y por supuesto se consigue ordenar el caño de embarcaciones.

 


Por fin, y a la espera a muy corto plazo de la instalación de la acometida de la luz, el club se inaugura el 20 de noviembre de 2009.
 
 


Autor: Luís Armenta Rodríguez

 
  24354 visitantes (73645 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=